Comer barato en Paris

Hay un mito que rodea a la ciudad de Paris y es que se trata de una realmente cara. El hospedaje, los sitios turísticos y en ocasiones la comida pueden parecer increíblemente costosas y podrías quitarte las ganas de viajar a Europa, pero aca te contamos donde comer barato en Paris.

No caigas en rumores!

Siempre existe una opción mucho más barata que te permitirá disfrutar de la gastronomía de la ciudad a pleno, sin quedar en bacarrota.

Comer barato en Paris: ¿Es posible?  

Hablamos de una ciudad donde puedes comprar un baguette, queso de primera calidad a bajo precio, unos tomates y una botella de vino, y disfrutar de un almuerzo único en algún parque o a los pies de la Torre Eiffel. Así que sí, es posible y aca te contamos donde comer barato en Paris.

hoy te traemos algunos restaurantes o locales de comida típica que son bastante accesibles por toda la ciudad, donde podrás disfrutar de una comida entera por menos de 10€.

Es un pequeño restaurante localizado en la Rue Vieille du Temple que sirve las mejores crepes que podrás comerte en todo Paris.

Por ejemplo, podrás comer una enorme crepe tradicional francesa que te dejará satisfecho por menos de 12€.

Se trata de un restaurante antiguo, ambientado de manera histórica que te brindará la sensación de haber viajado en el tiempo a un auténtico restaurante Francés de esos que ves en las películas. Aquí podrás disfrutar de una variada gastronomía tradicional francesa y de ensaladas deliciosas a muy bajo peso. Se encuentra en la Rue la Vrilliére.

Este restaurante es el paraíso para aquellos que quieran degustar auténtica gastronomía francesa sin dejar toda su billetera en el proceso. Sus precios varían entre los 8,50 y los 13€ y puedes degustar de los platos franceses más famosos, desde las crepes y los cortes finos de carne hasta los escargots en todas sus presentaciones. Se encuentra en la Rue du Faubourg Montmartre.

Donde comer barato en Paris

Se trata de un restaurante de comida fusión entre la francesa y la India, con especialidad en panes y vegetales con un sabor espectacular. Muchos locales acuden al local para comprar un pan pita relleno para llevar y luego comerlo a orillas del río o en algún parque.